El ministro de Finanzas de Francia, Pierre Moscovici, pronosticó este domingo un crecimiento económico débil el año próximo para el país.

En declaraciones al semanario Le Journal du Dimanche (JDD), Moscovici deseó que las reformas del gobierno contribuyan a la recuperación del país en el 2014.

"Debemos decir la verdad a los franceses. No es necesario ocultarla. Para el mundo, Europa y Francia, el 2013 será el año del crecimiento débil. Sabemos que nuevamente será un año bastante difícil", afirmó.

"Sin embargo, haremos todo para darle la vuelta a la curva de desempleo para fines de 2013. Esperamos una recuperación económica. En ese momento, estaremos listos para cosechar los frutos", dijo al semanario.

Pese a la decreciente competitividad y a un índice de desempleo que se ubica en 13%, los Socialistas esperan una recuperación en la importante potencia europea el año próximo gracias a un paquete de medidas por un valor de 37.000 millones de euros (US$49.000 millones).

Francia aspira a incrementar el producto interno bruto (PIB) en 2013 a 0,8%, con respecto a 0,3% previsto para este año y que reduzca el déficit presupuestario a 3%, a diferencia del 4,5% establecido para todo 2012.