El nuevo ministro de Finanzas interino de Grecia, Yorgos Chouliarakis, prometió medidas rápidas en las próximas tres semanas para restablecer la confianza en la débil economía nacional.

Chouliarakis asumió el cargo luego de que se convocó de manera formal a elecciones generales anticipadas para el 20 de septiembre.

Chouliarakis recibió el ministerio de manos de Euclid Tsakaotos unas horas después de la ceremonia de juramentación de la nueva administración.

La tarea principal del gobierno de transición encabezado por la principal jueza del Tribunal Supremo, Vassiliki Thanou, es organizar las elecciones nacionales, las segundas en nueve meses.

Los funcionarios del Ministerio de Finanzas griego estarán sometidos a presión para seguir trabajando de forma ininterrumpida para que el país se encuentre listo para la primera evaluación en otoño de los requisitos del rescate por parte de los prestamistas.

De conformidad con el acuerdo logrado por el ex primer ministro Alexis Tsipras con los prestamistas, Grecia recibirá nuevos y vitales fondos para mantenerse a flote y dentro de la eurozona a cambio de medidas de austeridad y reformas.

"Nuestro objetivo básico es continuar con el trabajo iniciado y no perder un tiempo precioso", dijo Chouliarakis hoy durante la ceremonia de entrega.

El ministro agregó que su equipo se centrará en los esfuerzos por fortalecer el sistema bancario. El objetivo es reavivar la economía que ha estado padeciendo durante seis años de profunda recesión y fue golpeada además por los controles de capital impuestos este verano tras la decisión de Tsipras de realizar un referendo en julio sobre el acuerdo.

Después de que los partidos de oposición acusaron al ex primer ministro de exponer la economía a nuevos golpes severos con la decisión de la semana pasada de renunciar y de forzar la realización de elecciones, la autoridad de estadística griega, Elstat, publicó los datos provisionales más recientes sobre el crecimiento del PIB en el segundo trimestre de 2015 en los que hubo una sorpresa positiva.

De acuerdo con estimaciones de Elstat, el PIB del país subió 0,9% en relación con el primer trimestre del año y 1,6% en comparación con el segundo trimestre de 2014.

A pesar de este rayo de esperanza, expertos de Elstat y analistas financieros de Atenas advirtieron que luego de la introducción de los controles de capital el 29 de junio y de la renovada incertidumbre con respecto a las próximas elecciones, las cifras será negativas a fin de año.

Sin importar el resultado de las elecciones, el nuevo gobierno estará sometido a enormes presiones para cumplir con compromisos y calendarios a cambio de más ayuda, señalaron comentaristas de los medios.