Washington. El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y su equipo llegaron este miércoles a Washington para sostener la primera reunión con la jefa del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, en busca de cerrar cuanto antes un acuerdo de financiamiento para enfentar la crisis que ha devaluado el peso hasta en 5%.

Según publican medios locales, la cifra que se mencionó como probable para la línea de crédito contingente es de US$30.000 millones, la misma que el gobierno había planteado como plan de financiación para el 2018.

Aunque en principio la cifra fue desestimada en el Ministerio de Hacienda, si admitieron que el monto que solicitarán será "muy importante". 

Los US$30.000 millones coincide además con el monto de un mega vencimiento de letras del Banco Central que ocurrirá el próximo martes.

En números, se estima que a la fecha un crédito del FMI implicaría una tasa de interés del 4%, justo la mitad de lo que debería pagar Argentina si saliera a pedir dinero al mercado.

Tras el anuncio del presidente Mauricio Macri este martes, el ministro de Hacienda enfatizó en que el acuerdo no supondrá un mayor endeudamiento, sino la sustitución de deuda cara -los préstamos de los bancos de inversión internacional- por una deuda más barata -la de las líneas de crédito del FMI.

En números, se estima que a la fecha un crédito del FMI implicaría una tasa de interés del 4%, justo la mitad de lo que debería pagar Argentina si saliera a pedir dinero al mercado.

Lo cierto es que la tarea más compleja que tendrá el gobierno en los próximos días es devolver la confianza perdida, lo que implica todo un desafío de comunicación política.

El presidente dio a entender que acudir al Fondo Monetario es la única forma de mantener el camino gradualista y que -de no hacerlo- sobrevendría una "gran crisis".

*Con información de La Nación y El Observador de Uruguay.