Brasilia. En un análisis del estado de la economía mundial, el ministro de Hacienda, Guido Mantenga,  indicó que "es importante que Brasil mantenga la solidez fiscal en medio de la turbulencia mundial".

"Es importante en momentos en que varios países sufren de debilidad fiscal, que Brasil tenga una situación fiscal sólida, de modo que disminuyendo el gasto corriente tengamos más espacio para aumentar inversiones y que la tasa de interés, que es muy alta, pueda caer", sostuvo.

Mantega también dijo que hay espacio para aliviar la política monetaria si la crisis global empeora.

Hasta ahora Brasil se ha visto complicada por la depreciación de su moneda, el real, de ahí que observe con inquietud el desarrollo de la crisis europea.