Santiago. La crisis económica global pondría en riesgo la meta del gobierno de Chile de mantener un crecimiento de 6% en el mayor exportador de cobre del mundo para los cuatro años de su mandato, dijo el ministro de Hacienda, Felipe Larraín.

"Si tenemos una crisis mundial será muy difícil cumplir con la meta de 6%, pero no hemos abandonado la meta", dijo el funcionario citado por el diario La Tercera.

Está previsto que la economía de Chile se expanda un 6,5% este año, según proyecciones gubernamentales, pero podría desacelerarse a 5% el próximo año debido al afecto sobre el país del sombrío panorama financiero mundial.

Pero si la salud de la economía mundial se deteriora aún más, Larraín sostuvo que lograr 5% de crecimiento para 2012 también será desafiante.

"La ventaja es que Chile tiene la posibilidad de responder tanto con política fiscal como con política monetaria", agregó el ministro.

El jueves, el Banco Central de Chile mantuvo su tasa referencial por cuarto mes consecutivo en 5,25%, como se esperaba, y dejó entrever que una desaceleración de la economía global podría llevarle a bajar sus tasas.

El país está creando un plan de contingencia para enfrentar tiempos económicos más difíciles, reiteró Larraín en la entrevista divulgada el domingo, agregando que el plan se enfoca en impulsar el empleo y la inversión e incluye medidas contra-cíclicas.

Larraín ha dicho con anterioridad que espera que el país no tenga que recurrir a ese plan.