Santiago. El ministro chileno de Hacienda, Rodrigo Valdés, anunció hoy que la reforma bancaria en el país se hará de manera gradual, con "prudencia" y "moderación".

En una intervención ante un grupo de banqueros, académicos y funcionarios de gobierno, Valdés se refirió al proyecto de reforma que el gobierno enviará al Congreso durante el segundo semestre, al señalar que "los cambios deben ser graduales para no afectar el potencial de crecimiento de los bancos ni de la economía".

El gobierno de la presidenta Michelle Bachelet busca recomponer las relaciones con el sector bancario privado, al tiempo que el ministro e Hacienda tiene la misión hacer repuntar a la economía y generar las condiciones para que la inversión privada vuelva a crecer.

Valdés sostuvo que el Ministerio de Hacienda y la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF) "van a generar instancias adecuadas para discutir este proyecto", con aportes de la academia y del sector privado.

"La banca chilena es muy competitiva. Lo que necesitamos es adaptar regulaciones y la supervisión a estándares internacionales que han ido avanzando y que por distintos motivos no hemos podido adaptar con la velocidad suficiente. De lo que se trata es simplemente adaptarse a esta nueva realidad", explicó el funcionario.

A su juicio, una nueva ley de bancos es necesaria para asegurarse que la industria no pierda competitividad.

"No contar con una regulación en línea con estándares internacionales puede perjudicar la realización de negocios", precisó.

El ministro también consideró necesario fortalecer a la Superintendencia y avanzar en términos de regulación en el sector.

En el mercado y la industria bancaria hay conciencia de que es necesario una reforma, en lo más mínimo para adecuarse a las nuevas exigencias de liquidez que implica adecuarse a las normativas de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE), a la cual pertenece Chile.

Por su parte la Asociación de Bancos e Instituciones Financieras (ABIF) expresó su preocupación en forma reservada ante el gobierno, ante la posibilidad de que se utilice la reforma para endurecer la regulación de la industria y que se eleven los requerimientos de transparencia y liquidez al grado de que les golpee su rentabilidad.

La mayoría de los bancos en Chile son privados, entre los cuales se incluyen los extranjeros, en tanto el BancoEstado actúa de acuerdo con las regulaciones del mercado.

El Banco Central tiene funciones y atribuciones relacionadas con la emisión de billetes y monedas y regula la cantidad de dinero en circulación y de créditos y del mercado de capitales y, como agente fiscal, tiene atribuciones en materia internacional.