Santiago. El ministro chileno de Hacienda, Alberto Arenas, recortó la proyección de crecimiento económico para Chile hasta un 3,4% en 2014, al hacer una exposición ante la Comisión de Presupuesto del Congreso Nacional.

De acuerdo con la autoridad, la inflación culminaría el año en 3,5%, y el dólar se negociaría en $560 chilenos en promedio.

Según la exposición del jefe de las finanzas públicas se evidencia una importante caída en la demanda interna y en los ingresos públicos, calculando que el Estado dejará de percibir unos US$2.000 millones.

El ministro Arenas también detalló que las principales restricciones que se deberán enfrentar de cara al 2015 serán los US$450 millones que se asignarán a la reconstrucción en la región de Tarapacá afectada el 1 de abril pasado por un terremoto en Tarapacá, y por el incendio que destruyó unas 3.000 viviendas en Valparaíso.

La economía chilena presenta desde el segundo semestre de 2013 un proceso de desaceleración, el que se reflejó en forma importante primero en el cambio de proyección de expansión en marzo pasado desde un rango de 3,5% a 4,5% a uno entre 3% y 4%.

Ante este nuevo panorama de la economía local, el oficialismo desplegó duras críticas a la administración anterior del presidente Sebastián Piñera (de derecha), que en diciembre de 2013 proyectaba un crecimiento de 4,9%.

"Queremos denunciar públicamente el fraude que cometió el gobierno del presidente Piñera. Cuando presenta la Ley de Presupuesto 2014 indica que las proyecciones de crecimiento van a ser del orden del 4,9% y, según eso, se sacan todas las cuentas para armar el Presupuesto 2014", dijo Cristián Méndez, vocero del bloque oficialista.

Según el dirigente político "hoy los cálculos optimistas del Banco Central indican entre 3,3% y 3,4%".

"Que todo el país sepa, cuando en algún minuto enfrentemos dificultades económicas para financiar programas y políticas importantes para la ciudadanía, que esto es una cuestión que se arrastra del gobierno anterior, donde se diseñó un Presupuesto con estimaciones de recursos, que finalmente no eran reales", agregó.