El ministro de Hacienda de Argentina, Nicolás Dujovne, dijo el jueves que está convencido de que la economía del país sudamericano crecerá por encima del 3% en 2017, tras años de estancamiento.

El gobierno de centroderecha, que busca atraer inversiones que consoliden una reactivación de la actividad, había fijado como meta cerrar este año con una expansión económica del 3,5%, una cifra que muchos analistas ven como demasiado optimista.

"Estoy convencido de que la economía está para sorprendernos favorablemente a lo largo del año", dijo el ministro en una conferencia en Buenos Aires.

El país austral lleva tres trimestres consecutivos con bajas interanuales en su Producto Interno Bruto, con una fuerte caída del consumo en medio de una alta inflación.

Pero Dujovne dijo que algunos indicadores como construcción, consumo y exportaciones ya empezaron a mostrar signos de reactivación y que el consumo se está recuperando en el segundo trimestre de este año.

"Estamos en un proceso de recuperación que se va acelerando", afirmó.