El ministro de Hacienda de Brasil, Joaquim Levy, dijo que una meta presupuestaria clave podría ser elevada en el 2016 si el Congreso coopera con un programa de austeridad del Gobierno, según publicó una agencia de noticias local.

En una entrevista con Agencia Estado publicada este martes, Levy dijo que la meta de superávit primario para el 2015 podría haber sido reducida a un 0,4% del producto interno bruto (PIB) en vez del 0,15% anunciado la semana pasada si el Congreso hubiera aprobado a tiempo el retiro de exenciones tributarias.

El Gobierno de la presidenta Dilma Rousseff proyectó inicialmente un superávit primario de 1,1% del PIB.

Levy sostuvo que el papel del Congreso hasta ahora había sido "debilitar la meta".

Aún así, Levy negó que su meta de mejorar las finanzas de Brasil con medidas de austeridad haya sido derrotada y afirmó que Brasil logrará la meta de 0,15% este año, un objetivo que describió como "muy claro".

"Lo que puede ser discutido ahora es la meta del 2016", comentó. "Dependiendo de cómo comencemos la segunda mitad del año, podría ser mayor", agregó.

El Gobierno redujo la meta de superávit primario a 0,7% del PIB desde el 2% presupuestado originalmente. Levy declinó a decir cuándo podrían elevar la meta.

El balance presupuestario primario es un indicador muy seguido por los mercados sobre los ahorros gubernamentales disponibles para el pago de deudas.