El ministro de Hacienda de Brasil, Joaquim Levy, aseguró que la decisión de la agencia de calificación de riesgo Moody's de rebajar la nota de la deuda brasileña al último nivel de los países con grado de inversión indica las prioridades para que el país mantenga la calidad de su deuda.

"La declaración de Moody's explica exactamente los puntos que consideró relevantes. Es una declaración bastante detallada, transparente, que creo que da una muestra de las prioridades que tenemos que tener en relación a mantener la calidad de nuestra deuda pública", explicó Levy ante la prensa, tras ser preguntado sobre la decisión de la agencia.

Moody's rebajó la nota soberana de Brasil para "Baa3", aunque la perspectiva del rating fue alterada de "negativa" para "estable".

La agencia de calificación de riesgo atribuyó su decisión al débil desempeño de la economía, a la tendencia al alza de los gastos públicos y a la falta de acuerdo entre los partidos políticos sobre el ajuste fiscal impulsado por el Gobierno para intentar reflotar la economía.