Lisboa. El Grupo de los 20 debe jugar un rol mayor para resolver la actual crisis financiera, tal como lo hizo en el 2008 y en el 2009, dijo el lunes el presidente del Banco Central de Brasil, Alexandre Tombini.

"El G-20 puede y debería jugar un rol más importante en la coordinación de las políticas económicas globales", afirmó Tombini durante una conferencia en Lisboa. Si no se toman acciones coordinadas, la crisis podría empeorar, dijo previamente.

En la misma conferencia, el miembro del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo Carlos Costa también instó a aumentar la integración política en la zona euro para que la región pueda superar sus problemas, diciendo que el modelo actual es insuficiente.

Los ministros de Finanzas y los banqueros centrales del G-20 discutirán el jueves en Washington las actuales turbulencias económicas globales.

Tombini llamó a una cooperación internacional en políticas macroeconómicas para enfrentar la actual crisis en las economías maduras altamente endeudadas como las europeas.

"Si no se emprenden acciones firmes, la crisis probablemente empeore. Es esencial que haya una acción coordinada de políticas macroeconómicas a nivel global", dijo.

"En las últimas semanas, en los últimos dos meses, el escenario de desaceleración global se ha vuelto más explícito, los últimos indicadores muestran un escenario preocupante", señaló en referencia a los indicadores sobre la confianza de los consumidores y las empresas en Europa, Japón y algunos países emergentes que hasta hace poco crecían rápidamente.