"Estamos en un momento muy simbólico, el crecimiento económico  y la creación de riqueza hoy se va al mundo emergente y representa la mitad del PIB mundial", dijo Felipe Larráin, ministro de Hacienda de Chile, en el cierre del "Foro de Multilatinas: Estrategias para los próximos 25 años", con el que América Economía celebró su 25º aniversario.

Según la máxima autoridad económica chilena, hoy "América Latina es parte de la solución; antes fue parte del problema".

Larraín considera que la actual favorable posición de la región en el ámbito global no sólo se da porque es rica en recursos naturales, sino también porque "estábamos mejor preparados". Las razones para ello, según la autoridad, es porque logró equilibrios macroeconómicos, donde  antes había fuente de problemas, como a nivel de cuenta corriente, balance fiscal o inflación.

"Nuestras economias aprendieron la leccion y mejoró el manejo macroeconomico. Hoy, nuestros problemas de ayer son los de gran parte de los paises desarrollados", dijo.

Sin embargo, Larraín criticó los debes regionales a nivel de innovación, gasto en I+D, lo que "va de la mano con mejorar nuestro capital humano".

Larraín también alertó sobre la necesidad de diversificar las canastas de exportaciones y distribuir mejor el ingreso.

En cuanto a Chile, el secretario de Estado destacó su gestión, tanto a nivel de creación de empleos, crecimiento, deuda pública y otros asuntos macroeconómicos.

Sobre los problemas, Larraín mencionó las dificultades en torno a las presiones inflacionarias.