México ingresó a formalmente al Mercado Integrado Latinoamericano (Mila) en junio del 2014, y junto con Colombia, Chile y Perú comparte un mercado de 210 millones de consumidores, un Producto Interno Bruto (PIB) de US$2 billones, alrededor de 35% del valor de la producción, y 33% del comercio de América Latina, cuyos principales productos de exportación son combustibles, productos mineros, agrícolas y de manufactura.

Uno de los promotores clave de la nueva condición de este bloque económico es Mauricio Cárdenas, ministro de Hacienda y Crédito Público de Colombia, quien visitó México a propósito de su participación en el Foro Internacional de Inclusión Financiera.

El Economista, conversó con el responsable del manejo de las arcas públicas del país sudamericano, considerado por el Fondo Monetario Internacional (FMI) como una de las economías emergentes con un índice de crecimiento para el 2014 por encima del 4,5%.

Al referirse al ingreso formal de nuestro país al Mila, Cárdenas señaló que “la integración de México fortalece el bloque, incrementando con ello el número de posibilidades de inversión, lo que a su vez atraerá cada vez más a nuevos inversionistas al mercado integrado. Este círculo virtuoso permitirá que los mercados de valores de nuestros países crezcan con una potencialidad mayor a que si lo hicieran en forma independiente”.

Destacó el esfuerzo de las autoridades mexicanas para plasmar en su regulación las normas necesarias para esta incorporación, incluyendo la recientemente aprobada Ley del Mercado de Valores.

Al formar parte del mencionado bloque regional, México también comparte “un marco sólido de políticas macroeconómicas y una asombrosa convergencia en sus principales indicadores, lo que se refleja en una dinámica positiva de la actividad económica conjunta, con un crecimiento promedio de 5% en la última década, así como niveles de inflación de un dígito en ese mismo período”, aseguró Mauricio Cárdenas.

Las características compartidas de estos países -agregó-, hacen que la integración comercial sea más exitosa, y esto resulta en un mayor crecimiento económico, así como mayores posibilidades de inversión e incremento en las oportunidades de empleo.

Dijo que el éxito del Mila depende fundamentalmente de que el mercado mantenga una liquidez importante, generada por la llegada de los inversionistas.