Ante la incertidumbre de los mercados financieros, el gobierno de México decidió ser cauto en su política económica y no tomar decisiones prematuras tras la victoria electoral de Donald Trump que será el nuevo presidente de Estados Unidos.

En un breve mensaje a medios en el Salón Panamericano de Palacio Nacional, el titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), José Antonio Meade destacó la fortaleza de las instituciones para enfrentar el nuevo entorno y de la estabilidad macroeconómica que se ha logrado a través de muchos años de la aplicación de política fiscal y monetaria responsables, prudentes y oportunas, así como de un sistema financiero bien capitalizado, solvente y sin problemas de liquidez, "todo esto en el contexto de un importante proceso de reformas estructurales".

Dijo que la estrategia de manejo de deuda no requiere que el gobierno federal recurra a los mercados financieros internacionales en lo que resta de 2016 y en todo 2017, además de que existe un avance significativo en la transformación de Pemex y un plan de negocios con superávit primario para el próximo año.

Indicó que el resultado de la elección no implica un impacto inmediato en el marco normativo que regula el comercio de bienes y servicios, flujos financieros o la capacidad de las personas para viajar en ambos países.

El compromiso que hacen las autoridades del país es que en la medida en que se tenga información adicional y en estando vigilantes de nuestro entorno de Mercado se procederá a ajustar las políticas fiscal, monetaria, financiera y comercial buscando que se preserven nuestros fundamentos macroeconómicos sólidos, lo que es esencial para anclar el valor de nuestra moneda  y para poder retomar y mantenernos en una senda de crecimiento económico sostenido con estabilidad financiera", agregó.

Por su parte, Agustín Carstens, gobernador del Banco de México (Banxico) adelantó que la próxima semana se me reunirá la Junta de Gobierno para tomar las decisiones de política monetaria que correspondan conforme al nuevo escenario en Estados Unidos.
El Banco de México en el ámbito de su competencia y siguiendo el calendario preestablecido ponderará la situación y tomará las decisiones de política monetaria que su Junta de Gobierno considere pertinentes para cumplir con su mandato prioritario de mantener una inflación baja y estable. Recuerdo que la Junta de Gobierno sesionará par consideraciones de política monetaria la próxima semana", subrayó.
 
Descartan modificaciones
 
En entrevista radiofónica con Pascal Beltrán del Río y Rodrigo Pacheco, el secretario de Hacienda descartó que sea necesario modificar el proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2017, pero reiteró la conveniencia de que la Cámara de Diputados lo apruebe a la brevedad posible.
 
Cuestionado respecto a cómo convencerá México a Trump de mantener el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), el titular de la SHCP, respondió que a través del diálogo entre las múltiples voces de los muchos actores que construyen a diario la relación entre ambas naciones.
 
Estamos ciertos que lo que habrá de privar en la relación con Estados Unidos, como lo que buscamos prive con todos, es cómo construir un entorno en donde la relación beneficie a ambos países, y eso, estoy cierto, será el principio rector de la nueva administración, habremos de estar siempre en la mejor disposición de dialogar”.
 
Al hacer un balance del TLCAN, comentó que los beneficios han sido equilibrados para ambos países. “Es una relación comercial muy balanceada, comerciamos más o menos 600 millones de dólares y más o menos es mitad y mitad lo que importamos y exportamos”.
 
Destacó que el TLCAN ha integrado cadenas de valor, a través de las cuales se producen y mueven insumos intermedios entre ambos países, y lo cual hace más competitiva a la región de América del Norte.
 
Como en todos los temas, estamos dispuestos a platicar, pero en este caso concreto son los datos, las relaciones, los empleos, los empresarios, el sector privado, quienes habrán de identificar lo mucho que de valor hemos contribuido a de los dos lados de la frontera a que Norteamérica sea competitiva”.
 
Con relación a los motivos por los que el gobierno mexicano decidió invitar tanto a Donald Trump como a Hilary Clinton a México cuando ambos eran candidatos a la Presidencia de Estados Unidos, Meade contestó que una relación bilateral tan importante como la que sostienen ambos países lo ameritaba.
 
Una relación tan importante como la que tenemos con EU ameritaba cualquier esfuerzo de cercanía para que los dos candidatos tuvieran los mejores elementos de información. Eso es lo que animó al presidente (Enrique Peña Nieto)” a invitar a México a los dos aspirantes a la presidencia de Estados Unidos.
 
Al respecto, agregó que el diálogo, el intercambio de ideas era importante, como lo es la relación bilateral entre ambos países, y sostuvo que el buscar que estén bien informados quienes toman decisiones alrededor de México es un esfuerzo que vale la pena hacer.