Ciudad de México.  El secretario de Hacienda, Luis Videgaray, reiteró que México tiene la fortaleza para enfrentar el contexto internacional adverso.

Aseguró que pese a la volatilidad financiera internacional, la economía mexicana continúa creciendo con inflación baja y generando empleos.

Informó que el Producto Interno Bruto (PIB) habría crecido 2.5% en 2015, recordó que la inflación cerró en 2.13% ese año y que durante los primeros tres años de esta administración se generaron 1.9 millones de empleos.

En ese mismo escenario, ratificó la estimación de la Secretaría de Hacienda sobre el crecimiento económico de México para 2016  en un rango de entre 2.6 y 3.6 por ciento.

Aseguró que la depreciación del peso no significa un riesgo para la deuda pública ni para la de las empresas privadas, porque la mayoría de éstas tienen el grueso de sus pasivos bien empatados con sus ingresos.

De hecho, dijo, la fortaleza de los balances de las empresas es una de las muchas fortalezas que tiene México para enfrentar el episodio de incertidumbre internacional.

Sostuvo que la caída del precio del petróleo no representa tampoco un riesgo para las finanzas públicas de nuestro país.

Al respecto, explicó que desde hace varios años, México ha venido despetrolizando sus finanzas públicas mediante la sustitución de exportaciones petroleras por manufacturas, y de ingresos petroleros por tributarios.

Pero además, ha venido protegiendo los ingresos petroleros con la contratación de seguros que protegen el precio del barril en el nivel estimado en el Presupuesto de Egresos de la Federación, lo que garantiza ingresos aunque el precio del crudo baje.