Ferreira Brusquetti presentó un informe de coyuntura fiscal durante un almuerzo de trabajo realizado en Carmelitas Center y del cual participaron empresarios, analistas económicos y periodistas de diferentes medios.

La idea era demostrar que esta situación financiera del país se viene arrastrando desde hace algunos años y, en cierta forma, responder a los cuestionamientos efectuados por el presidente electo Horacio Cartes, de que encontrará las arcas del Estado con un agujero del tamaño del “Cañón del Colorado”, de los Estados Unidos.

En el informe el ministro expuso cómo han crecido los gastos corrientes, principalmente los salarios, con relación a los ingresos tributarios y, sobre este punto, indicó que en 2012 los salarios públicos aumentaron 30,8%, mientras que los ingresos impositivos apenas 4,8%.

Sostuvo que el explosivo crecimiento de gastos en personal y el leve incremento en ingresos tributarios observado en 2012 produjo una brecha imposible de corregir en un solo año y, puntualizó, que esta brecha elevó del 72% al 83% la proporción de impuestos destinados al pago de personal.

Con este panorama expresó que esta brecha entre el crecimiento de los gastos salariales y los ingresos tributarios es en realidad el “Cañón del Colorado”. Dijo que el problema de Cartes va a ser exactamente el mismo del presidente Federico Franco, porque los salarios aumentaron y esto no se puede pretender solucionar al año siguiente.

En ese sentido, se preguntó quiénes subieron los salarios y quién generó este gasto, para posteriormente señalar que fue el Parlamento y recomendó a los periodistas ver quiénes fueron los legisladores que votaron por el incremento salarial.

A esto se agrega que el plan financiero para reducir el déficit no se le puede aplicar al Poder Legislativo ni al Poder Judicial, porque la ley de presupuesto no lo permite.

Dejó en claro que la situación financiera no es de la mejor, pero tampoco es catastrófica ni que se llegaría al tamaño del “Cañón del Colorado”. En tal sentido, se prevé para el cierre del año un déficit de 1,6% del PIB (G. 2,1 billón).

Ferreira Brusquetti volvió a reiterar que el nuevo gobierno tendrá los fondos necesarios para llevar adelante las inversiones, unos 2.000 millones de dólares en créditos y bonos, pero a pesar de la insistencia no respondió cuánto de recursos del Tesoro (fondos provenientes de los impuestos) quedará en la caja. Sin embargo, aseguró que en estos días entregará el informe con respecto al flujo de caja previsto hasta agosto próximo.

Adelanto de corto plazo. El ministro de Hacienda, Manuel Ferreira Brusquetti, al ser consultado acerca de si pagarán en julio como se comprometieron el adelanto de corto plazo obtenido del Banco Central del Paraguay (BCP), dijo que tienen los recursos para abonar, pero que se decidirá con el equipo de transición del presidente electo Horacio Cartes la conveniencia o no de hacerlo en este momento.

Hacienda había obtenido del BCP un préstamo de corto plazo de un billón de guaraníes (US$234 millones al cambio vigente).