Al gobierno venezolono le preocupan los índices inflacionarios en el país, y no es para menos. Pese a que el alza en los precios de bienes y servicios registró una desaceleración en febrero, la tasa de inflación de los dos primeros meses del año presenta un incremento significativo respecto a similar período de 2010. Este resultado es considerado inusual en un período tradicional de bajos precios.

El Banco Central de Venezuela (BCV) informó que el Índice Nacional de Precios al Consumidor (Inpc) del mes de febrero cerró con una variación de 1,7%, una tasa significativamente menor a la observada en el mes de enero de 2,7% y similar a la de febrero de 2010 cuando finalizó en 1,6%.

"Con este resultado, la variación acumulada del Inpc al segundo mes del año 2011 se ubica en 4,5%, frente al 3,3% observado en el mismo período del año 2010", indicó el ente emisor en un comunicado.

El ministro de Planificación y Finanzas, Jorge Giordani, afirmó durante su comparecencia en la Asamblea Nacional que la "inflación es un fenómeno complejo" y que "sigue siendo un desafío importante para el Gobierno".

A su juicio, el constante y elevado incremento de los precios responde a la inercia, a la especulación, al tipo de cambio y a la demanda de los bienes y servicios. "Entre las múltiples causas está la inercia, y ese efecto de la inercia inflacionaria viene de los otros períodos de Carlos Andrés Pérez y Rafael Caldera, y no se ha podido vencer", acotó.

Admitió, no obstante, que para este año incidirán en los precios los costos de las materias primas en el mercado internacional.

Para el economista y profesor de la Universidad de Carabobo, Domingo Sifontes, la tasa acumulada de los dos primeros meses del año revela que el problema inflacionario sigue latente.

Esta situación podría echar por la borda la meta del Gobierno para este año de cerrar con una tasa de inflación de entre 22% y 25%.

El BCV indicó que luego del resultado de febrero, la variación anualizada para este mes se sitúa en 28,7%, muy similar a la anualizada de enero de 28,5%, pero muy por encima de la meta oficial.

Nada claro. Analistas consultados sostienen que aunque se debe celebrar la desaceleración de la inflación en febrero, aún la tasa se mantiene en niveles muy altos.

Para el economista y profesor de la Universidad de Carabobo, Domingo Sifontes, la tasa acumulada de los dos primeros meses del año revela que el problema inflacionario sigue latente.

"Estamos hablando de 4,5% en dos meses, que dicho sea de paso, es la proyección de Perú para el resto del año. Hubo una desaceleración, pero aún en términos acumulados la tasa es elevada. Con estos resultados estoy convencido de que el Gobierno no tiene una política clara para atacar el problema de la inflación".

Entre sus proyecciones para este año, Sifontes destaca que los precios de los alimentos en el mercado internacional continuarán con su tendencia al alza, lo que impactará al mercado interno, debido a que el país mantiene importaciones elevadas.

Igualmente, señala que los ajustes por la devaluación de enero se sentirán con más fuerza en los próximos meses.

"Insisto, a pesar de la desaceleración de febrero, el resultado de la inflación acumulada es un número que nos debe llamar a la reflexión", afirmó.

Inconsistencias. El Banco Central indicó que entre los rubros que registraron una mayor desaceleración en la inflación destacan: Alimentos y bebidas no alcohólicas, al pasar de 4,0% en enero a 0,7% en febrero; Salud, que pasó de 4,5% a 3,2%; Servicios de educación, de 2,0% a 1,2%; Bienes y servicios diversos, de 3,3% a 2,8%; Servicios de la vivienda, de 0,9% a 0,7%; Restaurantes y hoteles, de 2,5% a 2,3%; Alquiler de viviendas, de 1,5% a 1,4%; Bebidas alcohólicas y tabaco, de 3,3% a 3,2%; y Comunicaciones repitió la variación de enero de 0,2%.

Sin embargo, de los 13 grupos que integran el Inpc, siete cerraron por encima del promedio del mes de 1,7%.

Los cuatro rubros que finalizaron febrero con tasas de inflación superiores a las de enero son: Esparcimiento y cultura, que pasó de 1,4% a 2,1%; Vestido y calzado, de 0,6% a 1,5%; Transporte, de 1,9% a 3,1%; y Equipamiento del hogar, de 1,3% a 2,6%.

El ente emisor informó que el índice de escasez cerró en febrero en 13,1%, lo que se traduce en un alza con respecto a enero cuando fue de 12,6%.

El economista Domingo Sifontes resalta que tradicionalmente cuando existen problemas de escasez se incrementan los niveles de inflación, sin embargo, esto no fue el caso en febrero, según la data oficial del BCV.

Los no controlados. El informe del organismo destaca que el núcleo inflacionario en febrero cerró con una leve aceleración de la tasa intermensual, al pasar de 2,3% a 2,7%; lo que la coloca por encima del resultado del Inpc del mes de 1,7%.

Analistas explican que esta tasa en esencia proyecta que para los próximos meses, pese a los esfuerzos del Gobierno, se seguirá reflejando un mayor nivel de precios al consumidor.

El índice del núcleo inflacionario registrado en febrero es el más alto del último año, solo en abril de 2010 se ubicó en 2,6%, de acuerdo con el informe del Banco Central de Venezuela.