Madrid. España ya ha salido de la recesión, aunque la economías aún sigue en crisis con el 23 por ciento de su planta laboral desempleada, afirmó hoy el titular del Ministerio de Economía y Competitividad, Luis de Guindos.  

En entrevista al diario "El País" recogida por la prensa nacional, el funcionario señaló que en los próximos cuatro años se crearán 2,1 millones de empleos en la nación ibérica.

Destacó que a partir de 2016, también se producirán incrementos salariales de 1,5 por ciento como media por encima de la inflación.

El funcionario sostuvo que ya se han producido distintos ajustes como el bancario, presupuestario, inmobiliario y laboral, por lo que ahora la cuestión es mantener esas variables en parámetros de "normalidad, evitando excesos y continuar con reformas y ajustes".

Guindos indicó que la economía española registrará un crecimiento cercano al 3 por ciento anual de aquí al 2018.

El ministro dijo estar convencido de que los costos laborales le permitirán a España "seguir ganando competitividad respecto a la zona euro".

El titular de Economía defiendió la "amnistía fiscal", porque se hizo "en un momento extremadamente difícil desde el punto de vista presupuestario".

Por su parte, el Citigroup, una de las mayores empresas de servicios financieros del mundo con sede en Nueva York, aseguró este domingo que la recuperación de la economía española es un hecho.

Señaló que el crecimiento del país europeo despuntará este año como el más vigoroso entre los grandes países industrializados.

Pronosticó que el Producto Interno Bruto (PIB) de España crecerá 2,7 por ciento en 2015, dos décimas más que su pronóstico anterior.

En 2016, la economía ibérica lo hará al 2,6 por ciento, frente al 2,5 por ciento contemplado previamente, indicó el Citigroup.

En cuanto al desempleo, señaló que la mejora de la economía se reflejará en el mercado laboral, con uina tasa de desempleo de 22,4 por ciento en 2015 y de 20,5 por ciento en 2016.