La economía paraguaya crecerá este año 5,5% y está “con suficiente blindaje para soportar cualquier shock internacional”, aseguraron en la víspera el ministro de Hacienda, Dionisio Borda, y el presidente del Banco Central del Paraguay (BCP), Jorge Corvalán.

El ministro Borda hizo ayer una “rendición de cuentas” de su gestión como jefe del Equipo Económico y titular de Hacienda. Asistieron empresarios, ex ministros, ejecutivos de bancos, representantes de gremios y las autoridades monetarias, entre ellos el presidente del BCP.

Corvalán, al ser consultado sobre los efectos que podrían tener sobre nuestro país las crisis de Estados Unidos y Europa, respondió que tenemos “suficiente blindaje” para enfrentar la situación de recesión internacional que podría darse.

“La situación mundial siempre nos afecta porque nuestro país es pequeño y abierto, pero -como bien lo explicó Borda- estamos con suficiente blindaje para soportar cualquier shock internacional, lo cual es bueno”, enfatizó.

Explicó que los blindajes principales que tiene el país son: el superávit fiscal que se registra por ocho años consecutivos y las reservas internacionales, “que le pone a Paraguay en muy buena posición aún cuando el escenario internacional pueda complicarse”, refirió el titular del BCP.

No hay alarma. El ministro Borda, por su parte, dijo que están muy atentos a lo que pueda pasar en la región, pero que actualmente el país está bien y todavía no hay señales de alarma. “Naturalmente que hay algunas correcciones de cifras a la baja, fundamentalmente por el lado de Brasil”, indicó.

A su criterio, “por el momento no tendríamos que preocuparnos” porque considera que las cosas están bajo control, aunque destacó que en el caso de Brasil sí estás más afectada por la recesión de los Estados Unidos.

Sobre un eventual ajuste de los gastos, como lo hizo Brasil para protegerse de la crisis, Borda señaló que se está haciendo el esfuerzo para llegar a fin de año con un presupuesto balanceado, sin déficit fiscal.

Al respecto, insistió que el presupuesto tiene un desfinanciamiento de 1,8 billones de guaraníes y que con el margen del plan financiero ajustando los gastos y levantando los ingresos se podrá llegar con un balance fiscal.

El ministro durante su rendición de cuentas expuso sobre la situación económica del año pasado, en donde destacó el crecimiento logrado de 15,3% y dijo que para este ejercicio la estimación es de 5,5%. Este nivel de crecimiento del PIB es menor al vaticinado por el FMI de 6,7%. Destacó el esfuerzo que se realiza con el BCP para mantener la meta inflacionaria y el superávit fiscal consecutivo que se viene registrando.

Los cálculos coinciden. La fundación privada Dende estima que el crecimiento económico sería entre 5,5% y 6%, según señaló ayer César Barreto, ex ministro de Hacienda y directivo de la citada organización.

Sostuvo que este nivel de aumento del PIB dependerá de cómo estén el sector comercial y la construcción en este segundo semestre del año, porque la agricultura tuvo muy buenos resultados, que de por sí ya es un piso para el crecimiento del país.

Para el año venidero, por su parte, el proyecto de presupuesto general de la Nación se elaboró sobre la base de un crecimiento económico de 4,5%, un calculo más conservador atendiendo los probables efectos de la crisis mundial.