El ministro de Economía y Finanzas, Alonso Segura, afirmó que el nuevo régimen laboral juvenil es "muy bueno" para los jóvenes del país pues actualmente nueve de cada diez de estos trabajadores, entre 18 y 24 años, tienen los beneficios recortados o no tienen ningún derecho.

Precisó que en la actualidad hay 2,5 millones de jóvenes en el referido rango de edad y de ese total, la tercera parte son informales, otro tercio son independientes y 10% están desempleados.

"En total son 600.000 jóvenes que están en algún régimen laboral formal y de ese total, alrededor de 250.000 tienen los beneficios completos", indicó.

Subrayó los regímenes laborales existentes ponen en desventaja a los jóvenes porque ellos carecen de experiencia laboral, no tienen un currículum que mostrar y las instituciones educativas no los preparan para afrontar el mercado laboral.

“Por eso en cualquier régimen vemos que la presencia de jóvenes siempre va a ser menor, por eso tiene que haber un régimen como este que ataque y apoye a los jóvenes en esta problemática y ayude a solucionarla”, manifestó.

Sobre los abusos contra los trabajadores jóvenes por el mal uso de este régimen, Segura aseveró que el Ejecutivo fortalecerá a la Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral (Sunafil) y al Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MTPE) a través de la asignación de presupuesto.