Montevideo, Xinhua. El ministro uruguayo de Economía, Fernando Lorenzo, defendió la solidez del crecimiento económico del país, al negar que éste se deba sólo a los precios elevados de las materias primas.

Para Lorenzo, la década de expansión continua del producto interno bruto (PIB), con un promedio superior a 5%, por encima del promedio regional, demuestra que en Uruguay "hay un diferencial" de políticas, lo cual permitió un mejor aprovechamiento del contexto externo favorable.

En un foro ante empresarios de la Asociación de Dirigentes de Marketing (ADM) en Montevideo, el ministro recalcó que este dinamismo se dio a tasas "tres veces mayores que la de los países de la región".

De esa manera "acortamos distancia frente a quienes siempre nos sacaron ventaja", afirmó Lorenzo al realizar un balance de las finanzas públicas.

El funcionario rechazó que el crecimiento se dio sólo gracias al auge de los productos básicos que exporta el país como la carne, la soja y la madera.

Recordó que el sector agropecuario creció 37% en los últimos ocho años, mientras la economía dio un salto de 57% en ese periodo.

"Me cuesta mucho explicar cómo algo que crece por debajo del promedio explica el crecimiento económico. Cuesta mucho desde el punto de vista profesional", aseveró el encargado de la política económica del gobierno de José Mujica.

A su juicio, los uruguayos "debemos desterrar la idea de que todo lo bueno y todo lo malo viene del exterior".

En 2012 el PIB creció 3,9%, guarismo similar a la proyección del gobierno para 2013 de 4%.