Santiago. El Banco Central de Chile acordó por unanimidad subir la tasa clave de interés en 25 puntos base, hasta 3,5% en su reunión de febrero, ante mayores expectativas de inflación y en medio de un plan de intervención cambiaria, reveló este viernes la minuta del encuentro.

En la cita, los consejeros del instituto emisor explicaron que acelerar el ritmo de normalización en la tasa, tras una pausa en enero para validar su intervención en el mercado cambiario, podría ser interpretado como un cambio abrupto en la expectativa de inflación.

A criterio de los consejeros, era pronto para determinar si se requería un ajuste en la trayectoria de la tasa.

"Varios consejeros expresaron que, aunque las expectativas de inflación habían subido y se requería de un cuidadoso análisis y seguimiento de este tema, no parecía prudente sobrerreaccionar en estos momentos", dijo la minuta.

La Tasa de Política Monetaria (TPM) se ubica actualmente en un 3,5%.

La evolución de los precios y la actividad local se ha adaptado a lo previsto en el más reciente Informe de Política Monetaria (IPoM), subrayaron.

"Se abre la puerta a un ajuste alcista en las expectativas de actividad/inflación para el próximo IPoM, y se desprende que pausas en el proceso de normalización, indicadas en el último IPoM, se hacen cada vez menos probables", dijo Bci Estudios en un informe.

El instituto emisor decidió poner una pausa en enero al alza de la TPM para avalar un programa de compra de hasta US$12.000 millones en el transcurso del año, que busca fortalecer las reservas internacionales y contener la apreciación de la moneda local.

Con el plan se logró inicialmente un sensible retroceso en el peso, pero en las últimas semanas la moneda ha estado recuperando terreno frente al dólar para acercarse a niveles similares a los observados antes de la intervención.

"La apreciación del peso en las últimas semanas daba cuenta de que las fuerzas internas y externas que sustentaban la apreciación real del peso eran significativas", destacó la minuta.