Sao Paulo. El real brasileño se depreció con fuerza este lunes, afectado por la aversión global al riesgo ante preocupaciones de un agravamiento de la crisis de deuda en Europa.

El real se debilitó un 1,05%, cotizando a 1,630/1,632 unidades por dólar en el mercado interbancario, después de valorizarse un 0,12% el viernes.

"Si ocurre una revigorización de la crisis iniciada en el 2008, el Brasil de hoy está muy diferente", dijo el director ejecutivo de la correduría NGO, Sidnei Nehme, en un comunicado.

Según Nehme, al contrario de la crisis pasada cuando el país aumentó los gastos y consiguió recuperar rápidamente la economía, las condiciones actuales de actividad y la inflación forzarían al Gobierno a "jugar en la retirada", con impactos mayores sobre los mercados.

"Esta no es una buena temporada para continuar especulando con el real", sostuvo.

A nivel global, el dólar se fortalecía un 0,94% frente a una cesta de monedas de referencia