Santiago. El peso chileno se debilitó este jueves frente al dólar a medida que los actores analizaban las medidas anunciadas por el ministro de Hacienda que apuntan a ayudar a los exportadores ante la fuerte apreciación que registra la moneda local. En tanto el euro retrocedía frente a su par estadounidense.

El peso se depreció a 485,30 por dólar, lo que se compara con el cierre de este miércoles de 484,50 por dólar. La moneda chilena se negoció en una banda de 483,45 a 488,20 por dólar.

Debido a que recientemente el peso se había estado negociando en máximos de 29 meses, los exportadores estaban exigiendo frenar la apreciación que limita la competitividad de sus productos.

En medio de la apreciación del peso, el gobierno anunció medidas para agilizar los procedimientos para los exportadores en una apuesta por mejorar la competitividad de sus productos, según el ministro de Hacienda, Felipe Larraín.

Gracias a estas medidas, se reducirá el número de días necesarios para exportar productos y esas eficiencias podrían generar US$6.000 millones adicionales en exportaciones, dijo Larraín.

Aunque existían muchas expectativas sobre las medidas, que los actores anticipaban apuntaran a contener la apreciación del peso, algunos actores no quedaron satisfechos ya que las medidas no afectan directamente la moneda.

Otro factor que contribuyó al debilitamiento del peso durante la sesión fue la caída del euro frente al dólar.

El euro revirtió gran parte de las ganancias frente al dólar.

La economía de Chile depende en gran medida de las exportaciones y un tercio de sus envíos se destina a Europa, por lo tanto el peso sigue las tendencias de la moneda común.

En el mercado de bonos, los rendimientos de los bonos del banco central chileno indexados a la inflación, o BCU, cerraron sin variación en un bajo volumen de negociación.

El rendimiento de los bonos BCU a cinco años cerró sin variación frente a la sesión anterior en un 2,65%, mientras que el rendimiento de los BCU a 10 años finalizó la jornada en el 3,06%.