El peso colombiano abrió este martes con una importante apreciación, al tiempo que la deuda pública interna se desvalorizaba, como reacción a la adopción de medidas por parte del Banco Central en busca de contener las expectativas inflacionarias.

El banco emisor elevó el viernes su tasa de interés en 50 puntos base a un 5,25%, una decisión que sorprendió a la mayoría del mercado que esperaba un incremento menor, al tiempo que revisó al alza su proyección de crecimiento económico de este año.

Adicionalmente, la autoridad monetaria anunció un sistema de subastas de opciones "call" para vender dólares a los intermediarios del mercado cambiario, en busca de controlar la volatilidad y evitar mayores presiones inflacionarias por efecto de la depreciación del peso.

La moneda se fortalecía un 1,55% a 2.852 unidades por dólar.

Por su parte, en el mercado secundario de deuda pública interna, los referenciados títulos TES con vencimiento en julio del 2024 se desvalorizaban a un rendimiento de 7,20%, desde el cierre del viernes, de 6,905%.

Los mercados colombianos estuvieron cerrados el lunes por feriado nacional.