Lima. La moneda peruana cerró estable este miércoles 15 de agosto de 2012 luego de que una intervención oficial atenuara el avance de la moneda local, que fue apuntalada durante la jornada por las ofertas de dólares de empresas que necesitaban soles para el pago de impuestos.

El sol terminó sin cambios respecto al pasado martes a 2,615/2,616 unidades por dólar, su mejor cotización desde las 2,615 unidades del 31 de diciembre de 1996.

El monto negociado fue de US$ 844 millones.

Sin embargo, al inicio de la jornada cambiaria la moneda local alcanzó las 2,613/2,614 unidades por dólar, obligando al Banco Central a intervenir en el mercado para atenuar la tendencia apreciativa del sol.

El Banco Central compró US$ 110 millones a un tipo de cambio promedio de 2,615 unidades por dólar. La divisa local tuvo un limitado rango de negociación entre las 2,613 y las 2,615 unidades.

Las adquisiciones de divisas de la autoridad monetaria suman US$ 9.153 millones en lo que va del año.

Asimismo, en el transcurso del 2012, la moneda local acumula un avance de 3%.

"La jornada ha mantenido la misma tendencia de los días previos. El mercado está atento a las intervenciones del Banco Central y eso hace que haya poca volatilidad, pese ha que hubo ofertas de dólares de empresas", dijo un agente de cambio.

El operador afirmó que la tendencia al alza del sol se explica principalmente por las ofertas de dólares de empresas mineras e inversores institucionales que requieren soles para el pago de impuestos del mes, que deben ser cancelados entre 10 y el 26 de agosto.

"En la sesión de hoy también hubo ventas de dólares de inversores institucionales que necesitaban soles para renovar los contratos a futuro. Pero el Banco Central absorbió estas ofertas", indicó el operador.

Pese a que la moneda local alcanzó las 2,613/2,614 unidades por dólar al inicio de la jornada cambiaria, el operador afirmó que en ese momento no hubo grandes flujos de negociación, debido a que el mercado esperaba una intervención oficial.

A nivel global, los mercados financieros operaban con índices mixtos, tras la publicación de datos en Estados Unidos que aumentaban la probabilidad de nuevos estímulos de la Reserva Federal, lo que aumentó las presiones sobre el dólar.

Un índice de la actividad manufacturera en el estado de Nueva York se contrajo en agosto por primera vez desde octubre del 2011, mientras que los precios al consumidor estuvieron planos en julio por segundo mes consecutivo, lo que daría margen a la Reserva Federal para lanzar un nuevo estímulo monetario.

En ese escenario, el índice dólar, que mide el desempeño de la divisa estadounidense frente a una cesta de monedas, subía un 0,23%.

El tipo de cambio en el mercado informal de Lima operaba en las 2,614/2,616 unidades por dólar, mientras que el Banco Central inició la jornada con una liquidez de 14.150 millones de soles.