Sao Paulo. La bolsa y la moneda de Brasil subieron este lunes impulsadas por las expectativas de que haya una solución a la crisis de deuda de Grecia.

El índice referencial de la Bolsa de Valores de Sao Paulo, el Bovespa, subió un 0,33% a 61.216,98 puntos, después de ceder un 0,29% el viernes.

El volumen financiero de la sesión fue de 4.800 millones de reales (US$3.007 millones), menos que el promedio de 6.500 millones de reales en lo que va del 2011.

En junio, el volumen financiero sólo superó el promedio del año dos veces, cuando hubo ejercicio de opciones sobre el índice y sobre acciones.

El Parlamento griego votará esta semana las medidas de austeridad exigidas por los acreedores internacionales para la continuidad de la ayuda financiera al endeudado país.

La perspectiva de una solución coordinada, que evite una moratoria dentro de la zona euro, impulsó a las bolsas estadounidenses a cerrar con un alza de cerca del 1%.

Según operadores en el exterior, también ayudó la decisión del órgano ejecutivo del Comité de Basilea de exigir hasta un 2,5% de capital extra a los mayores bancos del mundo para disminuir los riesgos de una crisis sistémica.

La previsión era de una exigencia mayor, del 3%.

En la plaza local, las acciones del gigante minero Vale perdieron un 0,14%, a 44,04 reales, mientras que las de la petrolera estatal Petrobras subieron un 0,92%, a 23,08 reales.

Los títulos de la empresa de concesiones CCR Rodovias cerraron con un alza del 0,68%, luego de que Barclays elevó su precio objetivo a 53 reales desde 49 reales.

"Vemos factores claros de alza para la acción en el segundo semestre: rebalance de contratos, dividendos, estrategia de generación de valores en STP (que administra los medios de pagos electrónicos Sem Parar y Via Fácil), la revisión de ganancias y oportunidades en potencial en el mercado secundario", escribió Barclays en un informe.

Real se fortalece. La moneda de Brasil, en tanto, se fortaleció un 0,5%, en reflejo de la mayor confianza de los inversores sobre una solución para la crisis de deuda de Grecia.

El real cerró a 1,594/1,596 unidades por dólar en el mercado interbancario, después de debilitarse un 0,94% el viernes.

"De aquí en adelante, hay más posibilidades de que el dólar pese (que caiga frente al real) porque está la pelea por el Ptax. Los extranjeros van a colocar presión para que ella cierre lo más bajo posible", dijo un operador de la correduría de un gran banco nacional.

La Ptax, calculada por el Banco Central, es usada como referencia en la liquidación de contratos futuros y derivados.

A nivel global, el dólar se desvalorizaba un 0,4% frente a una cesta de monedas de referencia.