Londres. Un repunte de las acciones chinas y el avance de los bonos italianos le dieron un impulso inicial a los mercados europeos este martes, aunque las monedas de mercados emergentes seguían presionadas por el fuerte avance del dólar.

Las bolsas asiáticas revirtieron sus pérdidas anteriores, apoyadas por el alza de 1,3% en Shanghái, aunque los papeles en Europa volvían a operar a la baja por el retroceso de las acciones bancarias italianas y españolas y el descenso de las principales bolsas de Londres, Fráncfort y París.

Los rendimientos de los bonos del gobierno italiano retrocedían desde máximos de tres meses, y los inversores se mostraban más aliviados por declaraciones de los ministros sobre las próximas propuestas presupuestarias.

Fuentes dijeron a Reuters que el ministro de Economía de Roma, Giovanni Tria, estaba presionando a la coalición gobernante para que mantuviera el déficit presupuestario del año próximo por debajo del 2% de la producción. El viceprimer ministro Matteo Salvini dijo este lunes que no incumpliría el límite del 3% de la Unión Europea.

En los mercados de divisas, todo giraba en torno al dólar, cuyo avance presionaba nuevamente a los mercados emergentes. La perspectiva de mayores tasas de interés en los Estados Unidos agravaba el nerviosismo del comercio mundial.

El dólar avanzaba en todos los ámbitos. La rupia de la India y la rupia de Indonesia cayeron a nuevos mínimos en Asia y la lira turca, el peso mexicano, el rand sudafricano y el rublo ruso se depreciaban frente al billete verde.

Divisas como el euro y el yen también declinaban. El euro cayó un 0,4% a un mínimo de 10 días de US$1,1564, mientras que el yen se devaluó a 111,525 unidades por dólar tras su apreciación durante la sesión asiática.