Tokio. Las monedas de riesgo estaban a la defensiva en Asia y el yen se afirmaba este miércoles, en momentos en que las dudas sobre si Grecia llevará a cabo un acuerdo de canje de deuda llevaban a los operadores a recortar su exposición al riesgo.

Entre las monedas más afectadas estaba el dólar australiano, que tocó un mínimo de seis semanas contra el dólar estadounidense, dañado también por una cifra de crecimiento en el último trimestre del 2011 que resultó peor que lo previsto.

Un número de fondos de pensiones griegos e inversores extranjeros seguían sin acudir al canje, creando el temor a que Grecia no consiga sellar un acuerdo para reducir su cuantiosa deuda antes del jueves, cuando vence un plazo establecido.

Una baja participación en el plan de canje de deuda, una parte clave del programa de ayuda para Grecia, podría dar lugar a la moratoria desordenada que los políticos intentan evitar.