Londres. El conflicto comercial entre Estados Unidos y China mantenía al dólar cerca de máximos de dos semanas este miércoles, infligiendo nuevas pérdidas a los mercados emergentes y presionando a las acciones mundiales por cuarto día consecutivo.

Este jueves termina el período de comentarios públicos sobre una propuesta de Washington de aranceles a bienes chinos por un valor de US$200.000 millones, tras lo cual el gobierno del presidente Donald Trump podría aplicar tarifas adicionales.

Además, Estados Unidos y Canadá reanudarán este miércoles el diálogo sobre la modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). No se prevé que Ottawa ceda en sus pretensiones, pese a las amenazas de represalias de Trump.

Toda esa incertidumbre beneficiaba a la unidad estadounidense. El índice dólar registraba un avance de 0,10%.

El peso argentino volvió a devaluarse este martes, aun cuando la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, confirmó avances en la reunión que mantuvo con el ministro de Hacienda de Argentina.

El ascenso del billete verde ha provocado derrumbes en los mercados emergentes, con una baja de 1,6% en el índice referencial de MSCI de acciones para ese sector, en su sexta sesión consecutiva de pérdidas. Un índice de monedas de mercados emergentes, en tanto, cedía un 0,4% a mínimos de 15 meses.

El peso argentino volvió a devaluarse este martes, aun cuando la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, confirmó avances en la reunión que mantuvo con el ministro de Hacienda de Argentina. El peso ha perdido más de la mitad de su valor este año.

Las acciones europeas retrocedían un 0,7% a mínimos de dos meses en línea con la debilidad de los cierres en Asia, donde la expectativa de los aranceles de Estados Unidos sobre las importaciones de bienes chinos llevó a las acciones chinas a perder cerca de un 1%.