Nueva York. La imposición por parte de Estados Unidos de aranceles al acero y aluminio procedentes de la Unión Europea, Canadá y México podría impulsar a algunos productos metálicos a nivel local, pero es probable que dañe a la economía estadounidense, dijo Moody's Investors Service este jueves.

"Aumentarían los costos de entrada para un rango de fabricantes, afectando potencialmente a los niveles generales de precio y podría provocar medidas de represalia dañinas para ciertos exportadores estadounidenses", afirmó el director gerente de Moody's, Atsi Sheth, en un comunicado.

Pese a la advertencia, la agencia calificadora revisó al alza la perspectiva para la industria siderúrgica de Estados Unidos de 'estable' a 'positiva', después del anunció arancelario hecho por Estados Unidos este jueves.

La vicepresidenta senior de Moody's, Carol Cowanse, dijo que esperan una mejora "continuada" a medida que los niveles de importación empiecen a disminuir tras la aplicación de los aranceles a determinados países y productos.

La medida sobre los aranceles fue dada a conocer por el secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, este jueves.

Hemos decidido no extender la exención para la UE, Canadá y México, por lo que estarán sujetos a los aranceles del 25 por ciento y 10 por ciento" al acero y el aluminio, indicó Wilbur Ross en una conferencia telefónica con periodistas, al despejar la incógnita y añadir que entrarán en vigor este viernes.

*Con información de Reuters y El Economista.