Pasar al contenido principal
Moody's: Brasil está lejos de alcanzar la calificación "A" en su deuda soberana
Martes, Octubre 4, 2011 - 17:55

"Brasil tendrá que crear nuevos antecedentes" para salir de lo más bajo de las calificaciones de inversión hacia los niveles altos", dijo Mauro Leos, analista sobre Brasil de Moody's Investors Service.

Sao Paulo. La transparencia y el rigor fiscal podrían ayudar a Brasil a subir en las calificaciones de deuda soberana, dijo este lunes un analista de Moody's, pero la codiciada categoría "A" está, en el mejor de los casos, a años de distancia.

"Brasil tendrá que crear nuevos antecedentes" para salir de lo más bajo de las calificaciones de inversión hacia los niveles altos", dijo Mauro Leos, analista sobre Brasil de Moody's Investors Service.

Eso significa no sólo un compromiso continuo de cumplir las metas de superávit primario, declaró, sino hacerlo de manera muy transparente y sin trucos de contabilidad.

"Nosotros esperaremos para ver qué ocurre. Con respecto a los antecedentes, esos antecedentes (de transparencia) no son tan limpios como otros", dijo Leos.

El 2010 Brasil no alcanzó su meta de superávit primario, pero el Gobierno excluyó algunos gastos en infraestructura de los cálculos finales para alcanzar el objetivo oficialmente, un método que algunos analistas llaman contabilidad creativa.

Para que Brasil alcance la categoría A se necesitará "mucho tiempo", agregó.

Moody's mejoró en junio la calificación de deuda soberana de Brasil a "Baa2", dos niveles bajo el menor índice A, y mantuvo su panorama positivo.

La compañía típicamente tarda entre 12 a 18 meses para tomar decisiones frente a un panorama semejante, dijo Leos.

"Lo más pronto podría ser en la segunda mitad del próximo año, y dependiendo de cómo pasen las cosas, nosotros podríamos tomarnos más tiempo", declaró. "No estamos apresurados", afirmó.

El único país latinoamericano con una calificación de crédito de nivel A por parte de Moody's es Chile con "Aa3".

La administración del crédito también será clave para la calificación de la deuda soberana de Brasil, dijo Leos.

"El tema real en América Latina y especialmente en Brasil en el mediano plazo será cómo manejar el crédito y el auge del crédito que hubo y que eventualmente regresará", comentó.

Brasil tiene una de las mayores tasas de interés de las grandes economías mundiales. Sin embargo, ésta es relativamente baja según criterios brasileños, y el banco central estima que el préstamo aumentará en un 17% este año.

Durante gran parte de la última década, la tasa ha estado por sobre el 14% y llegó hasta un 26,5% en el 2003.

Aunque los consumidores brasileños ayudaron a hacer crecer la economía del país un 7,5% el año pasado, el ritmo más rápido de los últimos 24 años, a los economistas les preocupan las mayores tasas de impagos.

Una rebaja de la tasa referencial Selic a un 12% desde un 12,5% en agosto aumentó esos temores, aunque funcionarios como el ministro de Hacienda Guido Mantega dijo que la tasa puede caer aún más.

Pero Leos destacó que las medidas macroprudenciales -herramientas que el banco central utiliza para estabilizar el sistema financiero, como mayores requerimientos de reservas- siguen vigentes.

"Las medidas macroprudenciales aplicadas anteriormente siguen vigentes y van a tener un impacto en términos de crédito, especialmente el crédito a los consumidores", sostuvo.

Autores

Reuters