Beijing. Los recortes en capacidad y la reestructuración de la industria del acero de China serán acelerados en los años próximos debido al debilitamiento de la demanda interna, dijo Moody's en un informe.

La inversión desacelerada en el sector de bienes raíces y desarrollo de infraestructura, así como las actividades manufactureras debilitadas, arrastrarán a la demanda interna del acero, lo que a su vez reducirá las utilidades de los fabricantes de acero y obligará a los actores pequeños a abandonar el mercado, dijo Jiming Zou, vicepresidente y analista senior de Moody's.

"La desaceleración en la demanda está agravando la oferta excesiva y provocando que los precios del acero chinos caigan a niveles históricos", dijo Zou.

De acuerdo con datos de la Asociación de Hierro y Acero de China, las compañías acereras grandes y pequeñas tendieron a una pérdida generalizada en los primeros ocho meses de 2015 con respecto a las utilidades de hace un año.

La demanda interna de acero caerá en 5 por ciento interanual durante los 12 meses próximos, anticipó Moody's, que agregó que los volúmenes de ventas generales caerán entre 3 y 4 por ciento.

Moody's pronosticó que la cancelación y reestructuración de capacidad manufacturera se acelerará en uno o dos años, en vista de las débiles condiciones de negocios.

Las fábricas de acero privadas pequeñas saldrán del mercado debido a los recursos limitados para cubrir las pérdidas y los crecientes costos medioambientales, indicó Moody's. Mientras, las compañías importantes como Baosteel Group Co. deben tener una mayor participación en el mercado debido a sus fuertes ofertas de productos y expansiones de capacidad.

En los primeros 10 meses de este año, la producción china de acero en crudo cayó 2,2 por ciento interanual para ubicarse en 675,1 millones de toneladas, dijo hoy la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma.

El índice de precios compuestos para los productos de acero domésticos se ubicó en 60,11 puntos en octubre, 1,62 puntos menos que en septiembre y 26,24 puntos inferior que hace un año, agrega.

Los datos se publicaron en medio de los indicadores de la economía desacelerada. El PIB de China se expandió en 6,9 por ciento en el tercer trimestre de este año, el crecimiento trimestral más lento en seis años.