Nueva York. La agencia Moody's Investors Service confirmó este martes su calificación AAA para Estados Unidos pero mantuvo la presión para que el gobierno avance hacia un plan de consolidación fiscal de largo plazo.

La agencia calificadora ratificó la nota AAA después que los legisladores del Congreso acordaron aumentar el límite de endeudamiento del país, lo que permitirá al Departamento del Tesoro seguir pagando el servicio de sus deudas.

Sin embargo, la agencia asignó un panorama negativo a la calificación, una señal de que una reducción de la nota de deuda sigue siendo posible en los próximos 12 a 18 meses.