El vicepresidente del grupo Moody's Investors Service, Jaime Reusche, afirmó que la promulgación del Decreto Legislativo 1276 que aprueba el marco de la responsabilidad y transparencia fiscal del sector público no financiero, permitirá al Perú enfrentar mejor las crisis fiscales.

Aseveró que los cambios en las reglas fiscales establecidas por el Gobierno facilitarán el seguimiento del cumplimiento de la ley.

“Aunque el nuevo marco otorgará un mayor grado de discrecionalidad a la formulación de políticas fiscales, dado el sólido historial de prudencia fiscal del soberano, una mayor flexibilidad y transparencia ayudará a que el marco macrofiscal del país se adapte mejor a las crisis”, afirmó.

Reusche indicó que la norma anterior apuntaba a déficit estructurales, pero estimar los factores que componen el Producto Bruto Interno (PBI) era un reto.

“Los parámetros clave que se utilizaron para calcular el saldo estructural con la anterior ley fueron la brecha del producto y las proyecciones de precios a largo plazo para los metales. La estimación de ambos insumos implicó desafíos estadísticos significativos”, apuntó.

En ese sentido, Reusche dijo que la nueva norma otorga mayor flexibilidad y cambiar los objetivos fiscales a déficit nominales de déficit estructurales hará que las reglas sean más fáciles de monitorear y hacer cumplir.

"Cuando se trata de la gestión fiscal, una mayor flexibilidad proporcionará a las autoridades más discreción para ajustar la postura de la política fiscal a través del ciclo económico”, subrayó.

Si bien dijo que una mayor flexibilidad puede comprometer la prudencia fiscal, para Reusche es difícil que ocurra este escenario en el Perú.

“Dada la trayectoria del Perú en el frente fiscal, creemos que es improbable que las autoridades se desvíen de las políticas conservadoras que adoptaron en el pasado”, remarcó.