Río de Janeiro. La calificadora Moody's dijo este miércoles que si la huelga de camioneros brasileños no termina en los próximos días, la dificultad en el transporte puede crear un "estrés de crédito severo" para todos los sectores corporativos de Brasil.

La agencia de calificación de riesgo señaló que los resultados de todas las empresas del país en el segundo trimestre deberán verse afectados por el paro de camioneros.

Explicó que "una normalización de las condiciones de transporte en los próximos días no representaría problemas de crédito significativos para las métricas de crédito de las empresas clasificadas, aunque ello probablemente debilite los resultados financieros trimestrales".

En un informe sobre el tema, Moody's alertó, sin embargo, que "una huelga prolongada crearía estrés de crédito severo en todos los sectores corporativos de Brasil".

Miles de camioneros brasileños protestan desde hace 10 días contra el aumento de los precios de los combustibles; bloquearon las carreteras, causando desabasto de combustibles en las gasolineras, alimentos o medicamentos en todo el país sudamericano.

Moody's aseguró que las empresas de los sectores de proteína animal, distribución de combustibles, automotivo y aéreo son las más expuestas a los problemas causados por la huelga.

El gobierno decretó varias medidas para contentar a los camioneros, quienes poco a poco retoman su trabajo, aunque todavía hay muchos que se niegan a aceptar las condiciones y mantienen la huelga.

Moody's aseguró que las empresas de los sectores de proteína animal, distribución de combustibles, automotivo y aéreo son las más expuestas a los problemas causados por la huelga.

Agregó que las empresas siderúrgicas, productoras de papel y celulosa, el comercio minorista, la minería y las petroquímicas tienen un riesgo medio.

La agencia también resaltó que las multinacionales del sector alimentario BRF y Seara, productores de carne de pollo y cerdo, deben sufrir grandes pérdidas por la huelga por sus negocios integrados.

"En las siderúrgicas, el impacto de la huelga dependerá de su localización y su acceso a los estoques de materias primas, aunque todas pueden estar expuestas a restricciones para enviar su producción a los mercados finales", agregó.

Moody's señaló lo mismo para la minera Vale, mayor productora y exportadora de hierro del mundo.