El grupo Moody's Investors Service, señaló que no obstante las intensas lluvias afectan el transporte y la minería en el Perú, la proyección de crecimiento de la economía, los bancos y las aseguradoras permanecen estables.

“Nuestra proyección para el crecimiento del Producto Bruto Interno (PBI) real del Perú de 3,7% para 2017 permanece sin cambios”, subraya la agencia internacional clasificadora de riesgo. 

Refiere que tres semanas antes de que comenzaran las lluvias torrenciales, el crecimiento del Perú parecía probable que alcance al 4.0% para este año, luego que el Gobierno anunciara un paquete de estímulo de 5,500 millones de soles  (US$ 1,700 millones) para impulsar la inversión pública manteniendo la meta del déficit fiscal de este año.

Asimismo, indica que el choque del fenómeno climático de El Niño Costero probablemente no permita un mayor impulso, y el repunte de la inflación y la compensación del estímulo fiscal “tendrán un efecto tenue en la solvencia crediticia del Perú”, dado que su meta fiscal y estrategia permanece sin cambios.

Moody’s también señala que las lluvias torrenciales han interrumpido el envío por vía terrestre de la producción de una parte de la industria minera y ha afectado a otros sectores económicos.

Sin embargo, destaca que “el aumento del gasto público en reconstrucción ofrecerá oportunidades en el sector infraestructura en el corto plazo”.

También precisa que las pérdidas para los aseguradores serán manejables, y la emergencia cívica que enfrenta el país, compensará mucho del impulso económico a partir del estímulo fiscal del gobierno anunciado a principios de mes. 

“Los bancos peruanos, mientras tanto están bien posicionados para resistir cualquier pérdida en préstamos resultante de la emergencia nacional” indica en un informe emitido hoy.

En el documento Moody’s señala que el gobierno está coordinando con las empresas mineras para encontrar rutas alternativas, lo que podría incrementar las distancias y costos logísticos para el 20% o más de la producción minera peruana en la parte central del país. 

Asimismo, destaca que las empresas mineras están apoyando los esfuerzos del gobierno peruano para reparar la infraestructura dañada.

También señala que la inflación alcanzó 3.2% a finales de febrero sobre una base móvil de 12 meses, pero probablemente aumentará ligeramente por encima del 3.5% en marzo, debido en gran parte al aumento de los precios de los productos alimenticios, que conforman cerca del 38% de la canasta de precios al consumidor para medir la inflación.

Impulso fiscal
El gasto relacionado con la inundación da al sector de infraestructura oportunidades a corto plazo, y refiere el anuncio del presidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski, de los 2.500 millones de soles para la reconstrucción de infraestructuras en las zonas afectadas. 

Esta cantidad incluye 1,000 millones de soles del monto del nuevo paquete de estímulo, además de otro paquete de emergencia de 1,500 millones de soles anunciado el 18 de marzo. 

“Las inundaciones no afectan a la deuda respaldada por las asociaciones público-privadas que calificamos, las cuales el gobierno del Perú respalda con obligaciones incondicionales e irrevocables y que no dependen del desempeño de la operación del proyecto”, dice Moody’s.

Asimismo indica que los bonos respaldados por los proyectos que están aún en construcción, incluyen características que protegen a los tenedores de bonos de los retrasos.