Jaime Reusche, analista de deuda soberana para México, aseguró que las preocupaciones entorno al manejo de la deuda pública y las cuentas fiscales han quedado atrás.

Añadió que hoy los principales riesgos están asociados a la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y las próximas elecciones del 2018.

El experto afirmó que un eventual triunfo de Andrés Manuel López Obrador a la presidencia de México en 2018 ocasionaría “un choque brutal” en las variables macroeconómicas.

Si es que gana, sabemos que va a haber un choque brutal, pero va a ser de corto plazo.

Se va a disparar el peso, se van a tener que subir tasas de interés, habrá volatilidad en los flujos de inversión y algo de pánico inercial”, explicó ante los asistentes al evento.

Precisó que será para 2019 cuando se verán impactos más profundos, si es que los hay, sobre todo en la implementación de las reformas estructurales que aún continúan en esta fase.

Dijo que una salida de EU del TLCAN que termine con el acuerdo, tendría un fuerte choque en la economía de México provocando una caída de 2 puntos porcentuales en el PIB, del primer año y otros 4 puntos en el siguiente.

Precisó que este escenario, no se tiene contemplado en su escenario base y se perciben pocas posibilidades de que suceda.

Sin embargo, en sus modelos identifican que más importante que el impacto en el comportamiento de la economía, sería en las cuentas públicas.