Tokio. El servicio de inversión de Moody's dijo que sostendrá una reunión sobre sus índices de deuda soberana, incluido el de Japón, en Tokio el 9 de febrero, a la vez que no entregó indicios de si tomará alguna medida.

La agencia de calificación crediticia Standard & Poor's redujo el índice de Japón el 27 de enero por primera vez en nueve años, diciendo que el gobierno liderado por el Partido Demócrata carece de un plan coherente para reducir la proporción de la deuda respecto al producto interno bruto, que es la mayor entre los países industrializados.

La rentabilidad de los bonos japoneses no ha sido afectada por la baja de categoría por S&P, pero la revisión mayor a la situación de Japón podría ser una advertencia para otros países ricos con grandes déficits de presupuesto.

También podría complicar la política del primer ministro Naoto Kan, quien enfrenta a un Parlamento dividido para conseguir el apoyo a un ambicioso plan para reformar el sistema de prestaciones sociales.

La declaración de Moody's de este miércoles dice que la reunión del 9 de febrero será realizada a las 0600 GMT y a ella asistirá Thomas Byrne, un vicepresidente de alto rango.

Moody's reiteró el 27 de enero su calificación soberana para Japón en Aa2 con un panorama estable, después de que la rival S&P redujo el índice de Japón un nivel a AA menos, tres niveles por debajo de la mayor calificación posible.

Moody's no estuvo disponible para realizar comentarios.

La rebaja de calificación de deuda de Japón de S&P, su primera desde el 2002, deja su índice un nivel por debajo del de Moody's y Fitch, otras agencias de calificación.