La calificadora internacional Moody's Investors Service ratificó la calificación de los bonos soberanos de Costa Rica en el grado Ba1, con perspectiva estable, según informó el Ministerio de Hacienda costarricense.

"La decisión de la calificadora se sustentó en un balance positivo entre la fortaleza comparativa del ingreso nacional del país y su dinámica de crecimiento e institucionalidad, toda vez que persiste la vulnerabilidad generada por sus altos déficits fiscales y una creciente carga de la deuda", explicó Juan Carlos Quirós, director de Crédito Público de Hacienda.

Según Moody's, Costa Rica posee mayor riqueza per cápita y generalmente un crecimiento económico más rápido que sus pares de calificación. Para la calificadora, Costa Rica puede crecer a un promedio de 3,9% en el quinquenio siguiente a partir del 2016, comparado con un 3,5% para la media de los soberanos calificados en similar categoría.

Otro factor que consideró en su decisión, fue la fortaleza de las instituciones costarricenses, lo que provee un alto grado de predictibilidad política por su estabilidad, aunque lamenta que hasta el momento no se haya concretado una reforma fiscal.

Entre las debilidades señaladas por la agencia se encuentran el déficit fiscal que se arrastra desde el 2009 y el aumento en la deuda del país.

Para el primer vicepresidente y ministro de Hacienda, Helio Fallas, el que se haya mantenido la calificación refleja una muestra de confianza en la labor que el gobierno viene realizando, en términos del avance en la gestión administrativa tributaria y de contención del gasto, así como en proyectos de ley enviados y por remitirse pronto al Congreso, con el objetivo de corregir el origen del déficit.