Lima. La calificadora de riesgo Moody´s anticipó este jueves que mantendrá la calificación crediticia del Perú en A3, así como su perspectiva estable, al esperar una continuidad en la orientación de las políticas de Gobierno con Martín Vizcarra en el cargo de presidente del país.

“Por el momento, mantenemos nuestras estimaciones base para el lapso 2018 – 2019 y no anticipamos cambios en la calificación de A3 de Perú o en su perspectiva estable”, adelantó el vicepresidente del grupo Moody's Investors Service, Jaime Reusche.

Además informó que mantienen la proyección de crecimiento de la economía peruana en 3,5% para este año y el 2019.

“Se espera una continuidad de las políticas y no anticipamos una desviación de la actual orientación de las políticas de gobierno sobre la gestión macroeconómica”, señaló. 

El hecho de que el vicepresidente Martín Vizcarra será quien asuma el mandato presidencial debería reducir la incertidumbre política que hubiese existido en caso de haberse convocado elecciones anticipadas, enfatizó.

“Se espera una continuidad de las políticas y no anticipamos una desviación de la actual orientación de las políticas de gobierno sobre la gestión macroeconómica”, señaló Moody´s.

Standard & Poor’s no ve riesgo. Standard & Poor’s Global Ratings dijo este jueves que la renuncia del presidente Pedro Pablo Kuczynski no tiene implicaciones inmediatas para las calificaciones crediticias soberanas del Perú, que se encuentran en BBB+/Estable/A-2 para la deuda en moneda extranjera y en A-/Estable/A-2 en moneda local.

La entidad financiera considera que la toma del gobierno por parte del primer vicepresidente Martín Vizcarra, genera calma. "Creemos que la presidencia de Vizcarra probablemente no tendrá un impacto significativo en las políticas económicas y de inversión clave, siempre y cuando el nuevo gobierno pueda recuperar la confianza de los inversionistas", dijo.

S&P destacó que su evaluación institucional actual se basa en la continuación de una política pragmática por parte del gobierno peruano en general, sea quien sea el presidente, y por el Congreso.

"La solvencia crediticia del Perú también se ve respaldada por una baja carga de deuda, un crecimiento continuo del PBI y una moderada deuda externa. La política monetaria fiable también ha mantenido la estabilidad del sector financiero y la confianza de los inversores”, resaltó.

S&P espera que el crecimiento económico del país mejore este año gracias al impacto del estímulo fiscal, la inversión privada y los mayores precios de los metales.