Lima. La permanencia del presidente Pedro Pablo Kuczynski y su llamado a la reconciliación disminuirán el ruido político y ayudarán a que las proyecciones al alza continúen, afirma el vicepresidente de Moody’s, la agencia de calificación de riesgo, Jaime Reusche.

Asimismo, destacó que el fallido pedido de vacancia del Congreso contra el presidente Kuczsynki generará que no se rebajen los estimados de crecimiento sobre la economía peruana.

“Por el momento mantendremos nuestra proyección de crecimiento de 3.9% para el 2018 y no la situaremos en el rango de 3.0%, al que pensábamos bajar si procedía la vacancia presidencial”, manifestó al Diario Oficial El Peruano.

Indicó que antes de calibrar el estimado verán cómo evolucionan los indicadores de alta frecuencia, sobre todo los indicadores de confianza.

Señaló que si el sector privado doméstico también siente el alivio que sintieron los mercados externos, entonces todo debería marchar bien.

Mercados. “La inversión privada será muy importante por los efectos que tiene en cuanto al mercado laboral impulsando mayor generación de empleo formal y su efecto sobre los ingresos reales y el consumo”, recalcó.

Anotó que luego de que el Presidente saliera librado de la vacancia, los mercados mostraron alivio, por lo que luego de la pequeña depreciación del sol y el ligero incremento en los indicadores de riesgo país que hubo en los últimos días veremos una reversión.

Ruido político. Después del intento de vacancia, el Jefe del Estado, por medio de su cuenta de Twitter aseveró que el Perú iniciará una nueva etapa política en la que primará la reconciliación y reconstrucción. Esto fue bien tomado por la calificadora Moody’s.

“Ojalá se pueda pasar la página y efectivamente disminuya el ruido político. El presidente Kuczynski ha hecho un correcto llamado para la reconciliación entre los poderes del Estado y la clase política. Por el bien de la economía y el desarrollo del país, esperemos que se logre esa reconciliación”, enfatizó.

Sobre el nuevo pedido de facultades legislativas efectuado por el Gobierno, dijo que será difícil obtenerlas, sobre todo en materia tributaria, pero dependerá del proceso de acercamiento y reconciliación que se dé entre los dos poderes.

“Hay que resaltar que hubo congresistas, incluso de la oposición, que optaron por la mesura. Por allí se puede empezar a establecer un diálogo constructivo”, finalizó.

Calificación crediticia. Por otro lado, dijo que los riesgos a la baja en cuanto a la calificación crediticia han disminuido considerablemente y ahora las riendas de la economía las toman los sólidos fundamentos macroeconómicos del Perú.

“Seguiremos enfocados en lo que pase con la inversión privada y la evolución de las cuentas fiscales para ver cómo se recuperan los ingresos tributarios y qué medidas complementarias tendría que tomar el Gobierno para que las metas presupuestarias se cumplan, sobre todo en cuanto a la inversión pública, sin vulnerar el equilibrio fiscal que se ha planteado”, expresó.

Los retos. Jaime Reusche señala que todavía hay retos por afrontar en cuanto a la ejecución del gasto de inversión pública y en darle las herramientas necesarias al sector privado para que pueda invertir y crecer.

El vicepresidente del grupo Moody’s comenta que en un ambiente de menor ruido político se puede hacer mucho para encontrar coincidencias y apoyar la recuperación del crecimiento.

Considera que por el lado del Gobierno hay buena voluntad de buscar esa reconciliación.