Nueva York. La agencia Moody's subió este jueves la calificación crediticia de Perú en un escalón a "Baa2" desde "Baa3" y mantuvo su perspectiva "positiva", porque ve un menor riesgo político y un sólido desempeño fiscal.

La medida deja la valoración en línea con las de sus rivales Standard & Poor's y Fitch Ratings, que le asignaron una nota "BBB" al país sudamericano.

"Aunque el nuevo presidente de Perú, Ollanta Humala, ha buscado aumentar el foco del gobierno en la inclusión social, en el año desde que asumió el cargo ha demostrado su compromiso con mantener políticas fiscales y macroeconómicas prudentes", dijo Moody's en un comunicado.

La firma dijo que considera que Humala mantiene su compromiso con apoyar al desarrollo de la vital industria minera y que al mismo tiempo, ha acallado las críticas de quienes temían que sus políticas condujeran a un manejo fiscal descuidado o que generasen un enfoque económico más intervencionista.

El gobierno peruano reaccionó con satisfacción a la medida de Moody's y planteó profundizar en la misma senda, mediante la aprobación de reformas para el mejoramiento de la actividad pública.

"Las tres agencias convergen hacia un mismo criterio y nos ponen la valla para seguir mejorando", dijo el ministro de Economía, Luis Miguel Castilla, a la radio local RPP.

"Ahora, lo crítico es mantener este nivel de calificación y para ello se tienen que abocar las reformas que podemos avanzar en materia de capital humano, de fortalecimiento institucional, mejorar la gestión del sector público", agregó.

Buenos ratios de deuda. Según datos oficiales conocidos el miércoles, la economía de Perú creció un 1,6% en junio respecto a mayo y un 7,07%con respecto al mismo mes del año anterior, gracias a una sólida demanda doméstica que compensó la debilidad en las exportaciones.

Los envíos al exterior han declinado por una menor demanda del exterior durante los últimos tres meses, pero la firmeza de la actividad minorista y de la construcción han permitido que Perú se mantenga en vías de reportar un crecimiento de un 6% este año, probablemente una de las expansiones más aceleradas de América Latina.

"Además, en los dos años desde la mejora previa de la calificación, la proporción de deuda denominada en moneda extranjera ha declinado a un 53% desde un 60% y el ratio de dolarización de los bancos domésticos ha disminuido a un 50% desde un 56%", dijo Moody's.

La calificadora dijo que tanto el reciente desempeño económico de Perú como el de los ratios de deuda del gobierno están "entre los mejores en la categoría calificada con Baa".