Nueva York.  Moody's dijo este lunes que podría subir la calificación de crédito del Perú dentro de seis a doces meses, dependiendo de los resultados de la elección presidencial del mes próximo y de las políticas que proponga el futuro gobierno.

La agencia dijo que las altas tasas de crecimiento del Perú y una mejora en los indicadores sociales han dado como resultado un fuerte respaldo al actual modelo económico entre los votantes y entre los principales candidatos a la presidencia.

"La amenaza de que un candidato antisistema pueda descarrilar el actual rumbo económico de Perú -que durante mucho tiempo fue una restricción para las calificaciones crediticias del país- ha disminuido significativamente", dijo el analista de Moody's, Patrick Esteruelas, en un comunicado.

La agencia revisó a positivo desde estable el panorama de la calificación "Baa3" de Perú, señalando que ve señales de que las perspectivas favorables de crecimiento en el país sean sostenidas por la continuación de mejoras en las métricas fiscales y de deuda del país.

El temor por un alza del candidato nacionalista Ollanta Humala, al segundo lugar en una reciente encuesta, golpeó este lunes a la moneda peruana, que cerró en un mínimo de casi un mes.

Humala, que perdió la segunda vuelta de las elecciones de 2006, con una propuesta de izquierda, moderó su discurso en la actual campaña para ampliar su base de apoyo.

Moody's dijo que incluso si un candidato antisistema fuera elegido y desafiara la actual política económica, "habría poco margen para hacer ajustes radicales en las políticas ante los fuertes límites institucionales, de los votantes y del mercado".

La calificación de Perú se encuentra en el nivel más bajo dentro de la escala de grado de inversión por parte de las tres grandes agencias. Fitch mantiene en positivo el panorama del país desde junio del año pasado.