Moody's Investor Services estima que la calificación soberana "Baa1" de México, se mantendrá estable hasta fines del período del presidente Felipe Calderón en 2012.

Moody's, fue la única de las principales agencias calificadoras que no rebajó la deuda mexicana en medio de la recesión económica del año pasado, cuando la economía local se contrajo 6,5%.

Mauro Leos, encargado de crédito regional, dijo este miércoles que, desde el punto de vista de Moody's, la fortaleza crediticia del gobierno mexicano es más importante que la caída de la producción. Leos destacó que el déficit fiscal mexicano, cercano al 2,3% del PIB, y su relación de deuda a PIB, cercana al 28%, son considerablemente menores a sus pares como Islandia y Hungría.

Si bien México evitó una rebaja durante la crisis, es difícil que obtenga una mejoría de su calificación, la que se encuentra tres escaños bajo el grado de inversión, dijo Leos. México cuenta con una calificación "Baa1" desde 2005, y la escasa posibilidad de que se aprueben reformas estructurales o que se registre un crecimiento espectacular en 2011 y 2012 dificulta un cambio de perspectiva.