La agencia de calificación Moody's ratificó este martes la calificación B1 de los bonos venezolanos en bolívares y la B2 de los denominados en moneda extranjera, indicó en un comunicado. La perspectiva de ambos papeles es "estable", dijo Moody's.

"El control de capitales y de cambio limita el riesgo de desbalance entre la moneda local y extranjera", apunta el comunicado. Destaca Moody's la capacidad del gobierno de autofinanciarse con "significativas tasas reales negativas de interés junto con la voluntad del Banco Central de monetizar los déficits".

Agrega el informe que el Gobierno del presidente Hugo Chávez no ha amenazado con dejar cancelar sus deudas, al tiempo que el porcentaje de compromisos en moneda extranjera ha caído por debajo de 50%, el "cual se espera que suba una vez que se efectúe una devaluación en 2013"

Moody's advierte que aunque "Venezuela no experimenta actualmente restricciones de liquidez dados sus superávits y significativos bienes en el exterior, una caída de las reservas se puede esperar su caen los precios del petróleo".