Río de Janeiro. La agencia de clasificación de riesgo Moody's rebajó al 1,8% su proyección sobre el crecimiento de la economía brasileña este año y al 2% la del año que viene.

En un informe divulgado este jueves bajo el título "Panorama Macro Global 2018-2019", Moody's aseguró que la revisión, con la que su previsión bajó del 2,5% al 2% este año y del 2,7% al 2% para 2019, se debe a un escenario adverso para las economías emergentes, un ambiente externo tenso por las disputas comerciales y por la incertidumbre que hay sobre las elecciones presidenciales de Brasil del próximo mes de octubre.

Otro de los motivos alegados por la agencia es el impacto negativo para la economía brasileña que tuvo la huelga que durante 11 días realizaron miles de camioneros en todo el país en protesta contra el aumento del precio de los combustibles y que dejó Brasil desabastecido, provocando unas pérdidas, según el gobierno, de casi 16.000 millones de reales (cerca de US$4.000 millones).

Para Moody's, la incertidumbre que hay sobre las elecciones presidenciales es una "fuente adicional de riesgo", ante la incógnita de saber si el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010), actualmente preso, podrá presentarse a los comicios o será inhabilitado por estar preso actualmente, cumpliendo una condena de 12 años y un mes de prisión.

Lula lidera ampliamente todos los sondeos de intención de voto, pero si no puede postularse a la Presidencia, el ultraderechista Jair Bolsonaro aparece como el más votado.

Pese a la rebaja realizada por Moody's, su previsión sobre el crecimiento de la economía continúa siendo superior al del resto de previsiones: el mercado financiero lo calcula en un 1,49% y el gobierno y el Banco Central en un 1,6%, casi la mitad del 3% proyectado a inicios de año.