La agencia Moody's bajó la perspectiva de la calificación de crédito de Bolivia a negativo desde estable, por persistentes presiones sobre la balanza de pago y la fiscal, como resultado de un aumento de los déficits presupuestario y de cuenta corriente.

Moody's mantuvo la nota para los bonos gubernamentales de Bolivia en 'Ba3'.

"A diferencia de otros emisores soberanos que se enfrentan a precios del petróleo significativamente más bajos que en el pasado, las autoridades bolivianas no han indicado que consideren introducir medidas de ajuste fiscal en respuesta a la caída de los ingresos fiscales relacionados con la energía", dijo la agencia en su reporte.

Moody's destacó en su informe los déficits de cuenta corriente y fiscal de 6,9% y 6,6% del Producto Interno Bruto de 2015, respectivamente.