La agencia calificadora Moody's subió este martes las calificaciones de bonos del gobierno de ecuador a Caa2 -la cuarta calificación más baja en la escala de Moody’s- desde Caa3, fundamentalmente por las expectativas de que el gobierno seguirá contando con fondos suficientes para financiar su déficit fiscal; y que además posee mejores perspectivas de producción de petróleo, después de la firma de nuevos contratos petroleros con compañías extranjeras.

Adicionalmente, el alza de la calificación afecta el techo país para bonos en moneda extranjera, el cual ha sido modificado al alza en dos escalones a B3, al tiempo que el techo país para depósitos bancarios en moneda extranjera se modificó a la baja a Caa3.

Según informó la agencia, “Ecuador podrá haber contado con fondos suficientes para financiar un amplio déficit fiscal, a pesar de los temores de que el país podría tener dificultades de financiamiento después de su decisión de cesar los pagos de los bonos Global 2012 y Global 2030 de Ecuador, al cierre de 2008”, indicó Patrick Esteruelas, vicepresidente senior de Análisis de Moody's y analista líder de las calificaciones de Ecuador.

La compañía, anticipa que el país sudamericano contará con un fuerte apoyo externo de China, la Corporación Andina de Fomento (CAF) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), además de contar con recursos del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, para cubrir la mayor parte de sus necesidades de financiamiento. Adicionalmente, los acercamientos del gobierno con el Banco Mundial y el FMI, así como una posible emisión de deuda en los mercados internacionales por primera vez desde el 2005, podrían generar recursos adicionales.

“La firma de nuevos contratos petroleros después de casi dos años de negociaciones contribuirá a corregir la tendencia a la baja de la producción petrolera de los últimos tres años, brindando apoyo adicional a la balanza de pagos y las cuentas fiscales”, agregó Esteruelas.

A finales del año pasado, la mayoría de las compañías petroleras extranjeras aceptaron cambiar de contratos de participación a contratos de servicio, comprometiéndose a incrementar sus inversiones y producción después de tres años de recortes. Este compromiso, de ser efectivo, podría ayudar a incrementar la producción de petróleo después de una caída de alrededor de 5% desde 2008. El sector petrolero en Ecuador representa alrededor del 15% del PIB y más de 50% de las exportaciones.

“El gobierno ha expresado su compromiso de honrar el pago de los bonos globales 2015 por un valor de US$650 millones, el único bono soberano que no se declaró ilegítimo”, indicó Esteruelas. Con pagos de cupón anuales de alrededor de US$60 millones hasta el vencimiento del principal en 2015, el servicio de la deuda correspondiente no representa una carga importante para el gobierno. “Sin embargo, un largo historial de incumplimientos de pago, incluyendo la decisión de incumplir con los pagos de los bonos Global 2012 y Global 2030 por consideraciones meramente ideológicas, a pesar de no tener problemas de capacidad de pago, sigue suscitando serias dudas respecto a la voluntad de pago del país”.