Nueva York/Santiago. La agencia Moody's subió el miércoles su calificación crediticia sobre la deuda de Chile, elogiando su resistencia financiera pese a la desaceleración económica mundial y al fuerte terremoto que sufrió el país en febrero.

Moody's subió la calificación un escalón a "Aa3", el cuarto peldaño más alto dentro de la escala de grado de inversión, desde "A1".

El panorama de la calificación es estable, lo que sugiere que en los próximos 12 a 18 meses no se esperan cambios en la nota.

"Años de sólidas políticas macroeconómicas, incluyendo un superávit fiscal estructural, posicionaron a Chile de buena manera para enfrentar la crisis económica global y las consecuencias financieras del terremoto", dijo Moody's en un comunicado.

El terremoto del 27 de febrero causó la muerte de centenares de personas y golpeó las industrias forestal, frutícola, pesquera y vinícola de la región centrosur de Chile. La enorme minería del cobre no fue afectada.

Gobierno valora confianza. El ministro chileno de Hacienda, Felipe Larraín, alabó la decisión de Moody's considerándola un voto de confianza para la política fiscal que desarrolla el país.

"Es muy buena noticia para el Gobierno. Si se concreta nuestra intención de colocar los bonos, podemos aspirar a mejores condiciones, con mejores calificaciones de riesgo", afirmó a Reuters en una entrevista telefónica.

El Gobierno chileno planea emitir bonos soberanos por unos US$1.500 millones para recaudar recursos para un programa de reconstrucción tras el sismo y tsunamis que golpearon al país.

Un incremento en la calificación crediticia usualmente lleva a que el país pueda obtener préstamos más baratos en los mercados internacionales.

Baja deuda. Moody's destacó que la carga de deuda de Chile, como proporción del Producto Interno Bruto, es comparativamente baja con países que tienen calificaciones similares.

"La sólida posición financiera del Gobierno chileno sobresale cuado se compara con otros países con calificaciones similares", escribió el analista de Moody's Gabriel Torres. "El ratio deuda-PIB promedio en países calificados 'Aa' fue 36% el año pasado, pero sólo 6%  para Chile", agregó.

"De manera similar, el ratio deuda-ingresos de Chile de  25%  se compara favorablemente con la mediana de 88%  en países 'Aa'", indicó Torres.

El último cambio en las calificaciones de Chile había sido el 23 de marzo de 2009, cuando Moody's asignó un panorama positivo para la deuda del país.